domingo, 7 de noviembre de 2010

Educación

Tengo una duda que me carcome la mente. Necesito una respuesta, o mejor dicho, herramientas para explicarle a un negado del estudio, porque es importante estudiar. No por el simple hecho de aprenderse un texto, o una definición puntual, sea en química, sicología, etc.. sino por los valores que uno incorpora al estudiar, al educarse. Como hago para explicarle? Tengo un amigo que no termino la secundaria, le quedará una o dos materias pero no le interesa terminar, trabaja en un supermercado y no le ve la importancia a terminar la secundaria.

8 comentarios:

SUSANA dijo...

Creo, Querido Amigo, que una palabra define esa respuesta: LIBERTAD.

El conocimiento nos hace LIBRES, por fuera de nosotros, pero también por dentro.

Estudiar es aprender a buscar respuestas por nosotros mismos, y no tener que conformarnos con las respuestas ajenas. Es recibir el legado de nuestros antepasados, saber de sus propias ideas, de sus búsquedas y soluciones. Un punto de partida con claras ventajas.

De esta forma, no seremos ESCLAVOS de las ideas ajenas.

Luego, el conocimiento posibilita no sólo obtener mejores trabajos y abrir la puerta a mejores condiciones de empleo y retribución. Hay algo más. Y nuevamente la palabra es LIBERTAD. Libertad para elegir, tomar el timón de nuestra vida y llevarla hacia donde queremos.

Estudiar, educarnos, puede parecer latoso y aburrido. Pero si renunciamos a sus beneficios, estamos vendiendo MUY BARATA nuestra LIBERTAD e hipotecando nuestro futuro.

Hoy, el trabajo en el supermercado, permite comprar algunos pequeños placeres. Pero en el tiempo, las necesidades (y no sólo las económicas) crecerán. Y también la necesidad de satisfacción y reconocimiento.

La LIBERTAD, Nico, se conquista con EDUCACIÓN. Se transpira en cada materia, en cada hora de sacrificio, en cada placer postergado.

Es HOY, cuando tomamos la decisión que afectará el resto de nuestra vida: Somos LIBRES o ESCLAVOS, depende de nosotros.

Espero, de todo corazón, que estas palabras disparen tus propias y bien intencionadas palabras al Amigo y te sean de utilidad.

Mi beso y Abrazo.

Logan y Lory dijo...

Es muy difícil hacer comprender a alguien que no desea estudiar, la importancia de seguir haciéndolo, de adquirir una cultura. No se trata solo de temas obligados, es enseñanza propia, lo que luego nos permite dar pasos más seguros en la vida y la libre elección.

Quizá tu amigo está ahora feliz porque trabaja y se lleva un sueldo todos los meses que le permitirá vivir, pero solo eso. Puedes decirle que sus oportunidades se cierran una vez el cierra la puerta de su educación, dile que su elección es muy válida si solo pretende trabajar en un supermercado el resto de su vida (que es muy honrado pero no permite aspirar a más), que se va escalando puestos según la educación que uno arrastre consigo y por desgracia, en la sociedad actual, no se valora de igual modo a quien carece de cultura que a quien la tiene. Y no solo eso, cuanto más coocimientos tenemos, más libertad personal. Uno no puede opinar si desconoce de que se habla, y cuántos más conocimientos atesoremos, más libertad de expresión, de ideas, de capacidad para distinguir lo que nos conviene y lo que no.

La educación abre todas las puertas, la falta de ella cierra toda posibilidad de abrirlas.

Desde luego que no somos educadores, pero hablamos desde la experiencia de la madurez, de la crianza de hijos ya adultos y de saber que hoy en día tu amigo no ha sopesado la idea de que cuando su trabajo empiece a aburrirle no podrá optar a otro de distinto rango y es entonces, cuando se dará cuenta de que haber dejado los estudios ha sido el mayor error de su vida.

Añadimos una cosa más y esperamos que tu amigo la lea y es que tiene suerte de tener a su lado a alguien como tú, que te preocupas por él y por su futuro: eso es es un buen amigo.

Un abrazo, Nico y gracias por pedirnos nuestra humilde opinión.

Ludwig dijo...

Es curiosa la pregunta que haces, Nico.

Siempre he pensado que el estudiar ó no depende del grado de inquietud que se tiene.
Si eres una persona a quien ya le está bien el mundo que se ha encontrado y te basta con una vida mediocre, sin retos, no hace falta estudiar.
Conste que te encontrarás trabajos mediocres, cansados en lo físico, sin un ápice de creatividad y, posiblemente sufrirás a los peores jefes del mundo.

No sabes lo que puede ser estar atado a un puesto de trabajo con un incompetente como jefe, que además resulta que es joven y tiene por delante años para ejercer su incompetencia. Es duro.
Se puede ir cambiando de trabajo hasta los treinta y pocos años, pero para encontrar trabajos similares.
Y después de los treinta, te has de conformar con lo que tienes, ya que estás ya fuera del mercado laboral y es muy difícil encontrar trabajo.

Si eres inquieto, si quieres hacer algo más que llevar una vida mediocre el único camino es el buscar una posición en el trabajo.

Aparte de que podrás desarrollar algo mejor que el trabajo físico así tienes la posibilidad de mejorar tu entorno laboral, ya que
estarás en lugares con una cierta influencia sobre tus subordinados.

El mundo solamente se puede mejorar desde posiciones elevadas, desde posiciones de poder.

Además el estudio te crea esa curiosidad que te hace descubrir un sinfín de campos diferentes...

No sé si te servirá mucho lo que te apunto, pero es lo único que se me ocurre, así a bote pronto.

No he publicado porqué estoy pendiente de cobrar la indemnización de mi empresa y sé que ahora están mirando con lupa lo que escribo y prefiero esperar a tener el dinero en el bolsillo.
Cuando leas el próximo artículo quizás tengas más argumentos para tu amigo.

Hasta pronto.

Sophie dijo...

Estudiar nos hace libres, porque podemos elegir sabiendo qué opciones tenemos y por qué elegimos lo que elegimos.

Estudiar nos da herramientas para desarrollarnos en nuestra sociedad, tanto en el círculo más cercano e íntimo como en otros más "lejanos" o "sociales".

Nos abre puertas, nos da llaves que permiten acceder a ciertos trabajos y ciertos ambientes, pudiendo elegir si accedemos a ellos o no.

Nos permite conocer el mundo en el que vivimos , saber por qué las cosas son de un modo y no de otro.

Impide que nos engañen o lleven como ovejitas mansas por el sendero que otros quieran, ya que el conocimientos ayuda a discernir, a saber lo que queremos y no queremos para nosotros.

En fin, espero que con mis argumentos y los de otros comentaristas sea suficiente :)

SAUVIGNONA dijo...

hola niconico!

mira no hay nada mas importante que el estudio ...la educacion...aunque este amigo tuyo no le interesa terminar sera supongo porque no tiene metas de ser algo mas que un empleado del super... a mi me pasa que siempre quiero aprender mas para llegar un poquito mas alla y despues mas alla y mas alla...pero es un merito propio....es lo que a mi me parece....quizas el esat bien asi...orque quizas con eso le basta y le alcanza....pero llegara un momento en que necesitara mas
pero tene en cuenta que la educacion tambien se aprende en la casa.....es casi la mayor parte del arte de la educacion....

amigo mio te dejo un besin inmenso..
shalom!
:)sau

Anguá Mievo dijo...

El estudio, hace que el mundo, concebido en nuestras mentes, cada vez sea más grande, nos enriquece, nos libera, nos da elementos para relacionarnos, abre nuestras mentes, nos acerca, hace seamos parte de un grupo más grande, más diverso.
Fundamentalmente, como alguien escribió más arriba, nos hace libres y menos manejables.

Nico dijo...

Tengo guardado cada comentario, la meta es analizarlo y sacar conclusiones, armar una explicación sensata para aquellas personas, trataré de ser un militante de la educación. Gracias por ponerse a pensar y contarme! Fueron de gran utilidad!

- Pablo B - dijo...

Muy buen cuestionamiento Nico.
Yo creo que es importate que al menos termine la secundaria, por lo menos para su desarrollo profesional.
Pero más allá de eso, también hay que entender que como dice Susana, el conocimiento te hace libre.
De todas maneras, el ya es libre y bastante grandulón como para tomar sus propias decisiones y en el caso de que no decida terminar el secundario o seguir estudiando despues, la vida le demostrara (o no) lo bueno y malo de eso, y uno luego aprende de la vida y se adapta, no?

Un abrazo,
Pablo