miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cambiar de vida

¿Cuál es el peso de las decisiones? ¿Como se hace para largar todo lo que nos hace depender y no desprendernos de la actual vida, para hacer algo que uno quiera más?
A medida que pasaron los años, los artículos de revista fueron apuntando a temas que tratan el "estres", "ritmo de vida acelerado", "pesimismo", "depresiones". ¿Que nos pasa?
La pregunta tiene respuesta, no concreta, pero uno puede entender de que hablo cuando digo "globalizacón". No tengo la más pálida idea de cuantas personas en el mundo dependen de su trabajo en una empresa. Pero son muchas. Hoy por hoy, en mi país, en la clase media es constante ver que hombre y mujer de la casa, trabajan para mantener la familia, con un sueldo no alcanza muchas veces. A esto sumemosle llegar a casa y mantenerla en estado. Es normal ya ver al hombre de la casa cocinando, cuidando de los chicos, compartiendo las tareas con las mujeres ya que estas están insertas en el mundo laboral actualmente.
Todo esto nos ata cada vez más a lo seguro, a lo que tenemos hoy y no podemos dejar.
No es lo ideal para el alma.
Que es lo que uno quisiera hacer y no se anima porque tiene que soltar todo lo que tiene agarrado y lo tiene agarrado?

SHALOM

1 comentario:

Ludwig dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Nico.
Lo malo es que lo cómodo es lo que priva ahora.
La vida sin esfuerzo...
Quizás por eso hoy ya no sale nadie a la calle para reivindicar sus derechos.

Felices fiestas.