sábado, 25 de diciembre de 2010

Ceño fruncido

Debo sonreír a voluntad. Evito los lugares donde hay mucha gente. Me agarra el sueño y la fiaca en cualquier lugar y lo único que puedo hacer es tirarme a cerrar los ojos y pensar, imaginar, y dormir. Juro que todo es involuntario. Intento pero me ganan el juego.
Esto es un resumen de los últimos días de mi vida. Cuando uno ya intenta olvidar. Por más culpable que haya sido y lo asuma, intento olvidar.

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

cheeeeeee!!!!!!!!!!!!!!1

vamos niconico!!!

arriba..no te digo que estes saltando en una pata y que todo se olvida....

ya vendran tiempos mejores decia una vieja mientras surcia un forro!!!(haber la media sonrisita que te saque??
siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
eso keria!

feliz año nuevo kerido!

chin chin

che para...de tanto chin chin...ojo que si se te va la mano con el chin chin,....despues vas a andar diciendo con la bitella bajo el brazo y abrazado a algun cumpa: "voz sabe que yo te kiero."
:)sahlom!!!!

:)sauvignona