lunes, 26 de enero de 2009

Una típica charla catalogada existencial

Recíen llegado a mi casa, a las 7 de la mañana, luego de una buena noche de mates y charlas de absolutamente todo tipo, la conversación se centro en las creencias en la vida de la gente común, en que cree y tiene fe, si cree o no, si nacimos para algo o simplemente nos dejamos a la idea de creer que tenemos un fin marcado.
Hay una buena pregunta que surgió en medio de la charla y era si creíamos en la imaginación, inventiva, ocurrencia de Dios que se le dio por hacer dos aplausos y crear el universo, o es todo una cuestión biológica. O porque no, las dos cosas. Mi punto de vista se centraba en esta segunda opción; y se discutía si hay que creer en algo, si son ideas de la gente porque necesita tener un cable a tierra.

No me parece mal estar creyendo en Dios, Ala, Mahoma, o lo que sea con todos sus nombres. Es más, me parece necesario. Se me cruzó recién un pensamiento, recordando la charla de antes de ayer: una amiga me preguntó, en que creía, o que planes tenía de mi vida. Creo que me dijo, que mi respuesta fue que no tenía planes a futuro, sino que los llevo día tras día. En ese punto reconozco un cambio en mí este último tiempo.
El tema que destaco ahora, es una actitud, tal vez se diría, soberbia, de entender al otro por parte de la gente que cree en Dios, o en su dios. De tener una crítica del pensamiento de creer que para algo estamos y hay que planearlo. Y no es así. Me he metido en el barro del "las cosas pasan porque algo y porque tienen que pasar así", pero aún pensando esto, me resisto a creer en que simplemente estamos para eso y que no podemos tener otra manera de verlo, y el que lo ve de otra manera es un gil. Es la sensación que me dió. No nos ataquemos, seamos libres de pensar de una manera, pero es una constante que percato de la gente creyente.

Tengo cuerda para rato con este tema, y me gustaría seguir desenrollandola, asi que las proximas veces que entren seguramente estaremos planteando el origen del universo nuevamente. Ja.
Espero esten todos bien, lo espero.

Carpe diem!

SHALOM

4 comentarios:

Michel dijo...

Como dices, lo verdaderamente fastidioso de las religiones es que estén a cada rato intentando imponer sus ideales a toda la sociedad , aunque vayan incluso a contracorriente del progreso (en mi opinión aborto, preservativo, células madre...)Estos ideales son tan fuertes que en cuanto los cuestionas se te tiran encima.

Conclusión: Si las religiones fueran mas tolerantes con las demás y con la sociedad en la que viven tendrían mas adeptos. En el fondo somos todos creyentes, ya sea en el destino, la justicia divina...¿no?

Saludos

Radio Bemba dijo...

hay ciertos momentos en que tengo las respuestas absotutas e irrefutables a las inquietudes que estas planteando....
hoy no es uno de esos días... pero si te digo que me hisiste pensar, y eso es demasiado para mi...
jaja, saludos!!

Nico dijo...

Michel, si, es cierto. Como una institución mundial de tanta historia se niega a muchas cosas que serían beneficiosas para todos, es poco explicable, pero eso no va a cambiar nunca. Buena conclusión, la verdad que es cierto. Creo que es una de las razones por la que a lo largo del tiempo ha ido perdiendo adeptos.

Radio Bemba, a veces si, tenemos respuesta para todo y todos, pero hay dias en que creemos que debemos pegarnos un tiro sin más, porque nada tiene sentido. Jajaja, somos humanos. Pero es una diversión eterna, plantearse sobre todo lo que vive y existe.

JADE dijo...

nico!!!
vos hablas de mi lucidez pero tambien estas atravesando una etapa increible... la verdad que tenes mucha sintesis, por eso es un placer leerte!!
un abrazo grande!!!