sábado, 27 de septiembre de 2008

El dolor sobre todo

Lo noté en alguna situación en particular ayer o antes de ayer, no me acuerdo bien.

Me llenó de preguntas de porque era así, de si se puede cambiar o es lo que nos toca. De que si van unidos de la mano esto de crecer y sufrir.

Personalmente descubrí la verdadera tristeza finalmente, tener el corazón afligido, pensar en lo pasado, pensar en lo presente y no gustarte. No encuentro como explicarlo bien, se que hay otra definición mejor. Pero fue en la cara de alguien y en el momento de alguien que no era yo, que lo descubrí y me asalto de dudas.

Si pudíese interpretarlo de una manera simbólica, somos como los líquidos en putrefacción, cuanto más tiempo a la intemperie, mas ácidos y mas agrios nos hacemos, mezclando un poco de alegría de a ratos.


Llegado un tiempo dejamos de ser amistosos e inocentes y nos convertimos en solitarios y egoístas muchas veces, olvidamos todo tipo de favores a devolver, y siempre tenemos algo por lo que sufrir y quejarnos. No hay tantos motivos como un tiempito atrás en que el mayor problema lo encarabamos como la mejor novedad de la existencia. Después de cierto tiempo ya sufrimos, que no es lo mismo. Sufrir, complejo y directo.

¿Que nos pasa? ¿No sabemos disfrutar de nuestras bondades y oportunidades?

2 comentarios:

mi otro yo dijo...

Somos capaces de disfrutar pero a veces cuesta tanto andar enteros todos los días.

En fin te dejo un beso y que tengas un buen día.

Nickosss dijo...

Gracias Sol. Si, estoy de acuerdo con eso. Lo importante es ir superando esos momentos para tener, en lineas generales, tranquilidad.