lunes, 17 de enero de 2011

El viaje de la duda

No voy a dejar de preguntarme si estuvo bien, porque uno no quiere cometer los errores del pasado, vió usted. Y es que un viaje es placentero siempre. Distrae. Cambiar de aire, hacer algo fuera de la rutina. Pero el motivo del viaje fue la duda. Fue útil? No me estaré equivocando, con mis pensamientos ni con el futuro?
La vuelta fue buena, el viaje, una nota alta. Pero con la seguridad del que quiere tomarlo como superado al fracaso, dije: Ya está. Que problemas voy a crear ahora?
Hice un viaje a Bs. As., un poco relámpago. Me gusto pero hasta que estuve allá e incluso estando, me pregunté: que hago acá?
Contaré un poco tal vez la crónica, el intento, para que se enteren algo.
Saludos

SHALOM

6 comentarios:

SAUVIGNONA dijo...

amigo niconico....

suenas a resignacion me parece...
a veces quizas buscamos algun otro camino que nos lleve al olvido de ciertas cosas...pero como dice señor miygui: el camino esta dentro tuyo
jajjaja bueno es que aunque suene gracioso es asi....y sobre los errores ..que te dire--yo tengo un terror insoportable a cometer de nuevo el mismo error...le tem a volver a equivocarme ...me he equivicando tanto en esta vida que tengo terror de hacerlo de nuevo...
animo...
besines y sahlom!
SAUVIGNONA

Trovator dijo...

Viajes que aclaran la cabeza.. de esos hacen falta muchos en éstos días.

Potentes letras.

Un abrazo!

Nico dijo...

Un poco de resignación hay sau, también fue un poco por querer cambiar algo el viaje. pero me entusiasme. Estoy viendo donde me voy luego.
Trovator! como va? gracias por pasar!
hacen falta muchos, y además hay que aprovechar el verano para salir a recorrer mundo ja.
A todo esto, si quieren conocer un poco más el viaje, pasen por http://serancronicas.blogspot.com/.
saludos!

damiatron dijo...

Esperamos la crónica, "que hago acá" es una gran pregunta.

Nico dijo...

damiatron! como andas? la crónica está en http://serancronicas.blogspot.com/
Saludos gente!

Yesi dijo...

A veces nos cansamos del mundo, de los problemas o de la rutina y decidimos hacer un viaje, para distraer la mente...
Pero, siento, que cuando tenemos miedo, cuando estamos cansados, cuando queremos respirar aires nuevos... y optamos por hacer un viaje, no hace falta mover ni un solo pie...
Solo tenemos que cerrar los ojos, observarnos por dentro,conocernos, recorrernos y hallar esos rostros... eso logros que tenemos por dentro, y allí volver a abrirlos y sentirnos más livianos al haber descansado del mundo y viajado hacia el nuestro.
Aunque hay veces que la monotonía y el ruido de la ciudad no nos permiten hacer ese viaje...
¿Pero si viajamos desde el día que nacemos hasta el día que morimos, sobre los caminos de la vida, porque no podemos darnos el placer de, aunque sea una vez, viajar hacia nosotros mismos?
Si querés intercambiar opiniones, mi msn es yesi_18ac@hotmail.com

Buenas noches...

Besote poetizado!