miércoles, 9 de julio de 2008

De esta manera vivo

Desilusionarse a uno mismo termina siendo lo que te impulsa al mejor aprendizaje tal vez, pero también viene a convertirse en el motivo por el que uno tal vez no pueda sentirse cómodo, por el que no puede ser positivo dos minutos seguidos.
Realmente esto es lo que me pasa últimamente.
Ahora, conociendo la paciencia y saber callarse todo, me siento un poco más persona, y un poco más arruinado también. Lo primero se debe al orden de superación de todo humano que tenga uso de razón (error, no todos los que tengan uso de razón lo tienen, y por concluir, no todos tienen uso de razón ¿?). Lo segundo, a ese impulso de bronca, amor, temeridad.

Si en el pasado resultó, sirvió hablar, hablar y seguir hablando, moverse, moverse, y seguir moviendose, contrariando la paciencia y la mudez que reina ahora, quiero saber: ¿Puede haber una razón por la que uno deba dejar de hacer esto? Tal véz que sí. Ahora mismo siento eso, y a eso voy a seguir siendo fiél.


Es lo que me pedían, lo que la situación pedía, y dije: ¿Porque no? Ojalá, y espero que sea así, esto termine dando frutos. Fue por amor, pero también fue por mí. Bajo ninguna circunstancia quisiera que esto de el color de que lo hago "para quedar bien". No. Me siento mejor por haber aprendido estas cosas. Incorporar en mi persona eso de que esperar puede dar resultados, y que no todo lo que uno piensa debería decirse. Las palabras son LA forma de comunicarse, pero también puede ser el peor arma blanca e invisible que uno pueda portar y utilizar.
Al mismo tiempo puedo preguntarme: ¿Estaré haciendo bien? Soy firme en el pensamiento que el día que se note que esperar de esta manera no dió resultados, tal véz me maldiga por quedarme en casa, dejar el corazón en sala de espera a punto de darle el alta o de ponerlo en terapia intensiva. No se. Pero en momentos en que creo que esta bien, lo voy a seguir haciendo, creyendo en eso y mostrando eso.

Duro va a ser el día en que esta película tenga otro actor, otros papeles, otro paisaje y con un guión completamente diferente al que ví, en el que era uno de los actores principales y ahora estoy detrás de cámara, mirando la pantalla, las escenas, y corrigiendome cada actuación, movimiento y gesto, por el bien de la humanidad, la mía, la tuya, la de él. La de los tres. No intenten entender esto, solo una persona sabe de lo que hablo en esas, las anteriores palabras que escribí.

¿Porque hay que esperar a que uno se equivoque irremediablemente para estar seguro de tanto amor? Tal vez éste sea el peor error. Yo sabía cuanto sentía, pero vos no lo podías ver, solo por no demostrarlo tal cuál.

Así y todo, explico que puedo tener miedo de que así, no pueda decirte que te quiero, que vivir con vos y darte toda la felicidad que quiero, sirva solo para que tus sentimientos se aplaquen y queden atrás. Busco las mil y una formas de que puedas ver, aunque sea de reojo, el mundo que deseo con vos, y que puedo darte ahora. No como antes, ahora. Así, lo que en este momento pretendiese, es que lo veas, y que creas, una vez más, y definitivamente, esto, y te alegres, y empiece en vos esas locas ganas de estar con lo que te hará bien, calmará tu vida y te hará pasar buenos momentos, tal vez los mejores; porque de esta manera voy a vivir desde ese día en que te percates de semejante mundo, para contemplarte a cada rato, y que sientas que por fin, estás donde debes estar, que tantos años esperaste. Y que cada momento mío, cada decisión y hecho mío, es por tí. Sera por tí. Como no lo fue antes tal vez, no lo hice sentir.

Lo único que deseo hoy, es poder vivir contigo, y hacerlos felices. Tal vez diciendo esto, este aportando a la causa. Solo se que te amo, y al saber que eso se(sic) es porque vivo y muero cada día en mi cama y en mi mente. Porque terminar un día nuevamente, entre tus brazos y con el beso de las buenas noches mirandote a los ojos, y decirte todos los días "TE AMO" es la ilusión más gigante que reina en mi vida hoy día. Ni conflicto entre campesinado y gobernadores, ni cambios climáticos y Juegos Olímpicos; hoy lo que prima es el amor al que dedico el 100% de mis segundos, este mal esto, o no. Es que creo en este amor que siento, poder dártelo y que lo recibas con todas las ganas que tenes de amar. Y que cuando eso mismo pase te sientas la mujer más feliz del mundo, voy a saber que te di el lugar en el mundo que mereces, y ver que vos digas: "La puta, que feliz estoy", y ser el causante en parte de eso, me genera el mayor deseo habido y por haber. Y es amarte cada dia y noche. Y voy a estar eternamente agradecido por seguir viviendo, más que nunca, más que nadie, solo vos, y yo, viajando, besando, bailando, durmiendo, AMANDO.

SHALOM

10 comentarios:

Vachi Gutierrez dijo...

Hola. Pasé por acá porque te vi en lo de Casciari y lo invitabas a ver tu blog. No sé si él podrá hacerlo, porque está a mil todo el tiempo por lo que parece, pero a mí me dio ternura esa invitación a ojos públicos y me tomé el atrevimiento de visitarte. Respecto a tu texto creo que no puedo comentar mucho porque parece una especie de carta de alguien que ama, que cometió errores, que se dio cuenta, que se está analizando y que daría todo por volver a tener la oportunidad. Ojalá lo lea ella entonces porque todo esto es muy privado si es que es cierto, pero cómo no te conozco, no sé qué tipo de relatos hacés, quizás sea ficción, pero pinta no tiene.
Y como te cabe que te firmen (lo leí en un comentario que le comentabas a alguien que te peleaba por algo sobre Borges) te firmo. Saludos desde Uruguay!

Anguá Mievo dijo...

La vida misma hermano.

Nickosss dijo...

Vachi, sin dudas acertaste.. una especie de carta, a la vida, a la otra persona, hacia mi, hacia todos. Nada de ficción, todo es real: "una especie de carta de alguien que ama, que cometió errores, que se dio cuenta, que se está analizando y que daría todo por volver a tener la oportunidad"

Es la vida misma, como dijo anguá mievo. Es la esencia de vivir y lo feo de la vida esto. Pero en donde se sabe que se siente con seguridad.
Gracias

mi otro yo dijo...

Hola
Muchas de tus palabras, las siento cercanas,pienso que tu forma de decir es parte de una vida que quiere seguir sin estancarse en lo que se espera.

No sé me gusta mucho.
Te dejo un beso enorme.

jesse dijo...

sí en verdad supieras como comprendo tu carta, pareciera como si tu recorrido fuera muy similar al mio, como duele en verdad y que esfuerzo a vecez cuesta dar el espacio el tiempo, las dudas, la ansiedad de solo querer que te vean, que vean los cambios, que se percate esa persona a la que uno ama tanto de que es hora de demostrarle que lo o lá puedes hacer feliz, y el anelo tremendo de verlo a los ojos feliz y despertar cada dia a su lado.. besar sus ojos.

en verdad me conmovio tu carta, espero y estés muy bien.

y es la vida...como dijo anguá mievo..

un abrazo

Ludwig dijo...

Me ha gustado tu declaración, sin embargo tengo dos "peros" a hacerte.
Por un lado una observación: ¿te has fijado que somos con nosotros mismos mucho más exigentes que los demás con nosotros?.
No estoy en posesión de la verdad pero creo que he aprendido que nuestros errores nos han de servir como oportunidades para crecer como personas.
Nunca han de ser motivo de autoreproche.
Es una opinión.

La otra cosa que quería comentarte es otra opinión: siempre he pensado que la felicidad es una actitud nuestra frente a la vida.
Que no depende de los demás, por cierto.
La gracia está en sentirse feliz y compartir ese estado con los demás.
Pero creo, nuestra felicidad no depende de los demás, aunque pueda ayudar.

A pesar de los "peros", me ha encantado tu escrito.
¡Que suerte tiene ella...!

Nickosss dijo...

Luis, no me queda otra que darte la razón.
Puedo poner de excusa que esto depende de no querer sentirme bien, por más que intente. Pero no es tan así, de a ratos pienso que si, pero me doy cuenta que soy sincero con mi dolor cuando se me endurece el pecho y se me ata un nudo en la garganta.
En tu primer "pero", puede no ser tan trágico. Y de la misma manera que continuaste tu texto, planteé toda esta situación, aunque en cuanto al autoreproche, a veces se me va de la mano, por la profundidad que considero mis errores. El segundo creo que si, el dilema en estos momentos es que no me siento con derecho a la felicidad. Siempre decía que si no tenías motivo para ser feliz y lo eras, me alegraba por vos, porque el día que lo tengas no se podría describir, y serviría como colchon ante los golpes. Ser feliz porque sí, es interesante. Es solo que no me siento capaz de serlo, como si fuese a defraudar y ofender a alguien.

Sobre tu expresión de suerte, mejor no emito opinión. Y me alegro de que te haya gustado! Al fin y al cabo, el que escribe y hace público sus escritos, le pica un poco que la gente se lo reconozca. Gracias!

The Bug dijo...

Hola Nickozzzzz.
Soy Bux, o Mug, no recuerdo de tantas veces que me cambiaste el nombre (risita nerviosa).
Como nunca rechazo una invitación si hay comida, acá estoy.
Y veo que los textos son ricos y abundantes, así que apenas te dejo este comentario y me meto en la lectura.

Ludwig dijo...

Tu lo has dicho:
Es tu decisión.
Tu decides enfadarte, estar triste, ser feliz...
Es tu decisión.
De nadie más.

Nickosss dijo...

Si, no voy a negar que a veces no quiero estar bien, pero muchas otras más, no puedo. Gracias Luis