lunes, 28 de julio de 2008

Recuerdo

Me levanto temprano, moribundo.
Perezoso resucito, bienvenido al mundo.
Con noticias asesinas me tomo el desayuno.

Camino del trabajo, en el metro,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.

Y en el asiento de enfrente,
un rostro de repente,
claro ilumina el vagón.

Esos gestos traen recuerdos
de otros paisajes, otros tiempos,
en los que una suerte mejor me conoció.

No me atrevo a decir nada, no estoy seguro,
aunque esos ojos, sin duda, son los suyos,
más cargados de nostalgia, quizás más oscuros.

Pero creo que eres tú y estás casi igual,
tan hermosa como entonces, quizás más.
Sigues pareciendo la chica más triste de la ciudad.

Cuánto tiempo ha pasado desde los primeros errores,
del interrogante en tu mirada.
La ciudad gritaba y maldecía nuestros nombres,
jóvenes promesas, no, no teníamos nada.

Dejando en los portales los ecos de tus susurros,
buscando cualquier rincón sin luz.
"Agárrate de mi mano, que tengo miedo del futuro",
y detrás de cada huida estabas tú, estabas tú.

En las noches vacías en que regreso
solo y malherido, todavía me arrepiento
de haberte arrojado tan lejos de mi cuerpo.

A ahora que te encuentro, veo que aún arde
la llama que encendiste. Nunca, nunca es tarde
para nacer de nuevo, para amarte.

Debo decirte algo antes de que te bajes
de este sucio vagón y quede muerto,
mirarte a los ojos, y tal vez recordarte,
que antes de rendirnos fuimos eternos.

Me levanto decidido y me acerco a ti,
y algo en mi pecho se tensa, se rompe.
"¿Cómo estás? Cuánto tiempo, ¿te acuerdas de mí?"
Y una sonrisa tímida responde:

"Perdone, pero creo que se ha equivocado".
"Disculpe, señorita, me recuerda tanto
a una mujer que conocí hace ya algunos años"

Más viejo y más cansado vuelvo a mi asiento,
aburrido vigilo las caras de los viajeros,
compañeros en la rutina y en los bostezos.


Pocas veces he leído y escuchado una letra de tanto sentimiento como esta. La canción corresponde a Ismael Serrano, cantautor español, de 34 años, nacido el 9 de marzo del 74. Lo he visto una vez en vivo a 4 metros de distancia y, a pesar de ser un show relativamente tranquilo, sin demasiada escenografía e imponencia, es admirable y gustoso verlo plantarse en el escenario y frente a la gente, la comunicación con la gente que entabla sin hacer un ida y vuelta rockero, contando anécdotas e interactuando con sus músicos. Lo interesante de él y sus shows, es algo muy pocas veces visto, que es la fundamentacion de sus canciones y las bases sobre las que arma las letras, llendo desde la mitología hasta las ciencias físicas, y claro, si fue estudiante de esta misma carrera universitaria. 11 años hace que esta en el ruedo musical profesionalmente y uno llega a agradecer enormemente que se haya declinado por esta vocación y poder apreciar algo de tal magnitud. Personalmente no puedo mas que alabar su música, que llego a ponerla al lado de Joaquín Sabina en mi “podium musicali”, dicho divertidamente.
A todo aquel que le guste la música tranquila, y los buenos ritmos también, recomiendo escucharlo. Se van a deleitar. Y si quieren ir más allá, les digo que bajen sus letras y vayan leyendolas a medida que las canta, y verán algo distinto a lo normal.

SHALOM!!!

2 comentarios:

mi otro yo dijo...

Esas letras de canciones que a veces duelen por tan ciertas. Me gustan,me conmueven y me hacen pensar que dijo lo que yo no pude.


Espero qu estés muy bien.

Te dejo un beso

jesse dijo...

pero por diosssssss

si fuera cardiaca..estaria fulminada..de la estocada artera a mi corazon.....